Odontología Conservadora

La odontología conservadora tiene como objetivo tratar los problemas de los dientes evitando así a llegar a la extracción de piezas. El objetivo es restaurar y conservar los dientes afectados por caries, infecciones, traumatismos y otras afecciones como malformaciones, para recuperar su anatomía normal.

 

En Clínica Vidal y Jordán creemos en la odontología conservadora y preventiva,  es por ello que hacemos un seguimiento riguroso de nuestros pacientes.

 

 

 

Es sumamente importante evitar el desarrollo de caries derivadas de una mala prevención y con los controles periódicos las podemos evitar porque en caso de aparecer, se tratan en la fase inicial y no evolucionan. Todo el equipo está comprometido en practicar una odontología lo más conservadora posible.

 

Aconsejamos una correcta higiene bucodental diaria para evitar la aparición de caries, problemas en las encías y otras enfermedades bucodentales.

La Caries Dental

La caries dental es una enfermedad muy frecuente de la boca y las lesiones que produce pueden llegar a destruir o perder un diente. Se desarrolla a partir de la placa bacteriana depositada sobre el diente que se produce a partir de restos de alimentos y se elimina con un correcto cepillado de los dientes y encías. Por ello, la caries se asocia directamente a una deficiente higiene de los dientes, especialmente en casos de dientes apiñados o mal colocados porque es difícil acceder con el cepillo a todos los rincones y también a comer o beber productos con azúcares.

Las caries se pueden localizar en cualquier cara del diente y el principal problema es que en la primera etapa no produce dolor porque la caries afecta únicamente a la capa de esmalte. Si la caries no se trata, continua extendiéndose y afecta a la siguiente capa, que es la dentina, un tejido más blando. En esta fase ya puede producir dolor y una mayor sensibilidad al frío y al calor. Si la caries continúa penetrando en el diente y llega al nervio, generalmente produce un gran dolor y es necesaria una endodoncia y una reconstrucción o incrustación para evitar perder el diente.

Cuando se diagnostica una caries en un diente hay que realizar una reconstrucción o empaste. Primero es necesario limpiar la parte afectada del diente, se desinfecta la zona, se sella con un adhesivo especial y se rellena con composite del mismo color del diente. Si la caries es muy grande debe realizarse una reconstrucción completa con composite.

Tratamiento de la CARIES

Obturación 

Cuando se trata de una caries pequeña que afecta sólo al esmalte.

Reconstrucción

En las caries con un grado de destrucción de la pieza bastante mayor que hace necesaria la completa reconstrucción de la pieza dental con composite.

Incrustación

En casos de empastes tan grandes en los que es necesario reconstruir la parte del diente perdido con una pieza de resina hecha a medida en laboratorio.

La IMPORTANCIA de la PREVENCIÓN

Para llegar a tiempo y trabajar la odontología conservadora es fundamental un buen control de higiene, hábitos y de revisiones rutinarias, para evitar tener que recurrir a tratamientos más complejos.

Se recomienda, al menos, una revisión al año